Alergia al látex

Son muchas las personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia a determinados alimentos o materiales. Prueba de ello son los múltiples casos que hay a día de hoy de personas que no pueden comer determinadas cosas o la variedad de menús que existen en los restaurantes para poder así dar respuesta a toda la variedad de clientes posibles.

¿Pero que pasa cuando una alergia te repercute en tu vida sexual? Hay muchas personas que son alérgicas al látex, por lo que no pueden usar los preservativos convencionales. Si que es cierto que esto es de fácil solución y que hoy en día hay un montón de alternativas anticonceptivas… pero para un encuentro rápido con algún desconocido no puedes arriesgarte a no tomar ciertas precauciones.

La alergia al látex

Primero y antes que nada: ¿cómo podemos saber si somos o no alérgicos al látex? Es fácil averiguarlo: si una vez el condón esté dentro de vosotras empezáis a notar incomodidad, picores e irritación, entonces es casi seguro que se trata de ello. Por suerte, afecta a un número muy reducido de mujeres: en este artículo se habla del 1%, aunque como bien dicen después, no por no tener alergia ahora no significa que en un futuro puedas tenerla, porque en determinados casos la alergia puede surgir más adelante.

Principales síntomas

  • Picor
  • Irritación
  • Sensación de ardor
  • Erupciones

En algunos casos también se han dado casos de mal olor en la zona vaginal, aunque esto podrían ser tantas causas que si os pasa lo mejor es acudir rápidamente a una especialista.

Existen también casos más graves (se han dado incluso ataques de asma por culpa de la intolerancia al látex, aunque no suelen ser habituales… como os podéis imaginar). El principal problema es que a veces aparecen los síntomas y cuesta mucho determinar el factor. Por ejemplo: ¿qué diferencia hay entre el picor que genera un hongo con el picor que puede generar la alergia al látex? Debemos estar muy pendientes del momento en que se origina la molestia. Si notamos incomodidad en el momento de usar el preservativo, quizá sea eso.

Alternativas al látex

Por suerte, a día de hoy hay muchas alternativas al látex. En muchas tiendas especializadas podrás encontrar preservativos que no sean de este material sino de poliuretano o de piel de animal, aunque estos últimos no pueden garantizar la protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Si quieres una protección completa (contra embarazos e infecciones) lo mejor son los primeros.

Muchas personas usan los condones de poliuretano por sistema, sean o no alérgicos. Al estar hechos con un material totalmente antialérgico, ayudan a que no exista ningún riesgo de escozor. Ahora bien, hay dos principales problemas con ellos: el primero y menos importante es que no hay mucha variedad de modelos… y el segundo y más importante problema es que están hechos de un material bastante más sensible, por lo que no se recomienda que sea usado por ejemplo en sexo anal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *