¿Cómo lograr la eyaculación femenina o squirting?

Podemos definir el orgasmo como la descarga de tensión física la cual produce un sensación placentera intensa o clímax. A pesar de la gran cantidad de estímulos eléctricos (que suceden debido la vasodilatación vulvar y vaginal), y aunque la excitación sea muy alta, el cuerpo femenino no da los signos externos de evidencia que el orgasmo a tenido lugar, a diferencia del hombre en que el semen es prueba indudable.

Eyaculación femenina el placer del squirting

La eyaculación femenina es para muchas mujeres algo desconocido, ha sido durante muchos años tema de controversia científica, pero numerosas culturas con el tiempo han demostrado que no es algo reciente y hoy por hoy, casi todos los expertos están de acuerdo en que esta existe, que es una realidad. También se conoce la eyaculación femenina como squirt o squirting, es la manera en que ha sido nombrada por la industria pornográfica.

Conozcamos un poco más las partes responsables del placer femeníno. Debido a la cantidad de sangre que recibe y a su gran sensibilidad nerviosa, el clítoris es el órgano preparado fisiológicamente para llevar a cabo una respuesta orgásmica, así que su estimulación bien sea manual, mediante coito, juguetes eróticos, genera las sensaciones de placer. Lo que hoy en día conocemos como el punto G, fue descubierto por el médico Ernst Grafenberg el cual encontró las glándulas parauretrales de Skene, las cuales son la clave de la eyaculación femenina. Durante muchos años la mayoría de la comunidad científica consideraba que la eyaculación estaba relacionada con algún tipo de incontinencia urinaria, hasta ser investigado y demostrado que el fluido expulsado no era orina, entonces se originaron otra serie de cuestiones tales como ¿Qué son estos fluidos? ¿De dónde vienen? ¿y en qué momento de la excitación son liberados?. Algunas mujeres desconocedoras de la existencia de un fluido en sus orgasmos, tienen la creencia de que se orinan en la practica de sus relaciones sexuales, y esto a veces a originado que mujeres inhiban avergonzadas la eyaculación por el temor a orinarse. La posibilidad de un incontinencia urinaria, también es descartada porque la eyaculación se produce aun cuando la mujer ha orinado antes y porque la composición del fluido también es distinta a la orina.

La experiencia de eyacular esta estrechamente vinculada a la correcta estimulación del punto G, este punto es una parte de la esponja uretral, y reacciona ante la presión o el roce debido a su gran sensibilidad, el punto G también conocido como la próstata femenina es fundamental para conseguir el “ squirt “, (sin duda también puede ayudar la correcta estimulación del cuello uterino o el clítoris) por eso se hace imprescindible indentificar el lugar donde se encuentra y aprender a estimularlo correctamente. El punto G se masajea suavemente, se presiona un poco y se suelta, se ha de ir probando y disfrutar de la excitación, se debe hacer con un ritmo e ir variandolo al mismo tiempo que ejercita los músculos pélvicos.

A los lados del punto G, se encuentran unos orificios imperceptibles a la vista, que son las glándulas de Skene, las cuales van llenándose de lubricacion femenina y expulsan el fluido durante el orgasmo, por ello es tan importante la ubicación del punto G, para así poder estimular las glándulas de Skene. Esta expulsión de líquido a través de la vagina, es lo que llamamos la eyaculación femenina, es un liquido que no tiene semejanza con el semen. Este líquido está compuesto de glucosa, antígeno prostático específico ( PSA ) y fosfatasa ácida prostática, es claro o blanquecino, según cantidad de fructosa que contenga y con una leve viscosidad. La cantidad liberada varía de una mujer a otra, aunque lo habitual es de entre tres a veinte mililitros.

No todas las mujeres han llegado a eyacular, en términos biológicos todas tienen el equipo para hacerlo, pero no todas tienen las glándulas de Skene desarrolladas lo suficiente para que la producción de líquido sea perceptible, y también se da el caso de quien sí eyacula pero no lo pueden ver o notar, quizá porque el líquido es muy escaso o bien se dirige retrógradamente hacia la vejiga.

¿Puede una mujer eyacular varias veces? Sí, dependerá de factores como el temor a la relación sexual, a la edad, a las condiciones físicas, es muy particular, hay quien necesitara horas de descanso para que pueda repetirse la eyaculación y en cambio otras lo conseguirán varias veces en pocas horas.

Es muy importante para la mujer, no tan solo conocer su propia anatomía genital, sino también su fisiología, y así ir observando las reacciones que acompañan a la excitación y al orgasmo. Conseguir la eyaculación femenina no significa conseguir orgasmos mucho más placenteros, más bien nos sirve como muestra de que hay mecanismos orgánicos semejantes al de los hombres como miembros de una misma especie, pero el placer está más bien asociado con una situación fetichista, ¿Quien no se excitaría al ver en su pareja un squirting?

En la internet podemos encontrar vídeos tanto pornográficos como didácticos al respecto. Axel Braun, quien se autoproclama el mayor experto en squirting, nos explicaba en unos vídeos como conseguir estás eyaculaciones, rodeado de las mayores especialistas del género. Está claro, que tanto actrices porno, como escorts de lujo o cualquier otra profesional del sexo son grandes conocedoras de su anatomía y esto les facilita la experimentación y observación.