Dónde recibir un buen masaje

A quién no le gusta un buen tocamiento, un buen mano a mano, un buen masaje… Si lo piensas bien, entre recibir un masaje y un masaje erótico, existe una sutil diferencia, la de la presión que el que aplica el masaje ejerce y lo que el masajeado piense mientras le toquetean las pieles más nobles. ¿Es posible que hasta un fisioterapeuta despierte la zona sexual del cerebro del masajeado? Por supuesto. Existe un abanico lo suficientemente extenso en cuanto a mentes como para que este hecho sea habitual.

Un masaje, por favor

Entendemos que no es lo mismo que a uno le haga un masaje un fisioterapeuta, que nos lo haga nuestra pareja o que nos lo haga una o un profesional en masaje erótico. Claro que no es lo mismo. Nuestra mente se abrirá o cerrará en función de la situación, de la persona que nos lo hace y de nuestra predisposición a recibir contacto físico en el momento.

Las técnicas que utiliza un fisioterapeuta son diferentes a las que puede utilizar alguien que persigue despertar tu lado más sensual. Aquí detallaremos las técnicas más conocidas en cuanto a masaje erótico porque sabemos bien de lo que hablamos.

Está la técnica del ablandamiento, es decir, la técnica que simula la manera de darle forma a una pasta en un momento dado y, ¿dónde resultará efectiva en nuestro cuerpo humano y musculado? Por supuesto, en las zonas donde más masa tenemos: brazos, piernas y algunas zonas de la espalda. Cuidado con las cosquillas… Es importante –en todo masaje lo es–, llevar a cabo una presión y un ritmo lentos, acompasados, haciendo uso de la suavidad, siempre.

Después tenemos la técnica de de los círculos concéntricos a lo Kandinsky. Esta técnica requiere que se cierren los puños un poquito y moverlos a modo de círculos ejerciendo presión leve. Es especialmente placentero en los pechos. Pruébalo a ver qué tal.

También tenemos la técnica succión, que consiste en dar golpecitos con los puños cerrados en forma de almendrada. Esto posibilita que la piel rejuvenezca unos años y quede un rostro amelocotonado, si se hace en la cara.

Impactos hulk, que son pequeños toques, también, pero con más energía que los anteriores y por todo el cuerpo. Esto ayuda a que la sangre circulo fluidamente. No te asustes si se ruboriza un poco la piel. Esto es normal.

Es interesante no olvidar algunos productos que ayuden al movimiento corrido de las manos, tales como lubricantes, aceite para niños, geles que no pringuen. Comienza la sesión con caricias y luego pasa al masaje erótico propiamente dicho. De esta manera, dejarás que la persona entre en estado de calma poco a poco. Después, aplica el masaje llevando un ritmo, con subidas y bajadas, para que la persona no se duerma. Por último, en la medida de lo posible, utiliza tu propio cuerpo como herramienta para masajear la piel de tu compañero o compañera. Esto resulta, como podrás entender, muy erótico y tentador.