Putas, prostitutas o escorts ¿Existen diferencias?

¿Son lo mismo una puta, una prostituta o una escort?. Podríamos decir, que todas tienen algo en común y es su relación “ mercantil “ con el sexo, pero para ser más exactos, debemos entrar en diversos matices, que abordamos a continuación. Quizá, para dejar claras las diferencias, tengamos que empezar por definir desde uso lingüistico a  la  etimología de dichos calificativos.

Putas, prostitutas o escorts

Como definimos prostitución: La prostitución, la podemos definir, como el hecho de hacer sexo o participar en actividades sexuales, a cambio de dinero o bienes. Esta actividad es más frecuente en mujeres, aunque el termino prostitución también se aplica para los hombres.

Cuando alguien se prostituye, se sobreentiende que no existe ningún tipo de relación emocional o afectiva, y que quien la ejerce no aplica más criterio al elegir al cliente, que el de recibir el pago correspondiente. Así en un sentido más coloquial y genérico de la palabra, se dice también que se prostituye, cualquier persona que “ vende “ sus servicios ( no sexuales ) por una causa que no le importa e incluso considera indigna, con el único fin de recibir un pago.

También es interesante saber,  (para encontrar diferencias entre los terminos puta, prostituta o escort), la etimología de esta, saber que el termino prostitución, proviene del latín prostitutio, y que a su vez proviene de otro término latino, prostituere, que significa literalmente “ exhibir para la venta “. El uso de “ puta “, como equivalente de “ prostituta “, se debe a una contracción vulgar del término original.

Siempre ha existido, una gran cantidad de términos, tanto para referirse a la prostitución como a las personas que la practican, lugares, clientes y actividades relacionadas, pero en los paises de habla hispana, el término coloquial más extendido, para referirse a una prostituta es puta. Esta palabra, conlleva una fuerte connotación despectiva, su uso ha sobrepasado la descripción de una profesión, y a menudo suele emplearse como un insulto o una manera grosera de adjetivar algun elemento. Es por esto, que algunas de estas mujeres que ejercen la prostitución en la calle, dicen ser “prostitutas” y rechazan la palabra “puta”, porque según dicen ellas, esta palabra define a la mujer promiscua que practica sexo sin cobrar y este es el origen peyorativo de la palabra “ puta “ y el estigma que deben soportar.

El término “escort”, significa “ acompañante “ en inglés. Las escorts y las prostitutas, no ofrecen el mismo abanico de posibilidades en sus servicios. Las prostitutas ofrecen servicios exclusivamente sexuales y las escorts ofrecen un servicio más integral a sus clientes : pueden acompañar a diferentes eventos, celebraciones, fiestas, cenas, pueden ejercer un rol y sustituir a la novia o esposa ( lo que se conoce como GFE ( Girlfriend
Experience ), ofrecen masajes eróticos ( muchas realmente han estudiado quiromasaje y terapias alternativas ) o a veces, incluso pueden actuar como tu personal shopper y evidentemente ofrecen los servicios sexuales.

Como en todo, hay diferencias entre niveles de implicación, conocimientos y preparación, es por ello que dentro de la denominación “ escort “, también podríamos diferenciar la “ escort de lujo “.¿ Cuales son las diferencias entre una “escort “ y una “escort de lujo”? El problema, es que en muchos casos la palabra “ lujo “, se utiliza sin ningún fundamento y se está desvirtuando. Una escort de lujo ( en contra de lo que cree mucha gente ) no se diferencia unica y exclusivamente por su físico, como principal virtud. Para ser una acompañante escort de lujo, debe cumplir con otros requisítos, quizá incluso más básicos, el primero es hacerlo libremente y sentirse a gusto, debe tener un buen nivel de estudios, hablar idiomas, buena educación, saber estar en diferentes actos sociales, vestir bien e incluso como caracteristica propia de una buena acompañante, puede ser la frecuencia con la que mantiene citas. Una buena acompañante escort de lujo, no suele tener una actitud muy “ profesional “, más bien tiene un trato natural, como una amiga, una novia, y no se dedica profesionalmente, suele compaginar las citas con otras actividades como estudios o trabajo ( hablamos siempre generalizando, a veces se pueden dar casos distintos ).

Saber de la persona que vas a contratar ( para no tener sorpresas desagradables ) es importante, si estás buscando una escort de lujo en Barcelona o Madrid ( que son las ciudades donde más abundan ) es recomendable, que alguien te asesore.

Puedes dejarte asesorar por nosotros y encontrar aquí las mejores escorts de Barcelona