Técnicas para una buena felación y un buen cunnilingus

Una de las variantes amatorias más practicadas es sin duda el sexo oral, o sea la estimulación de los genitales con la boca. Esta práctica es tan antigua, (probablemente) como la existencia del ser humano, pero en algunos imperios como el Romano, tenia una connotación muy curiosa, incluso llegando a estar mal visto. En la antigua Roma, hacer una felación era algo considerado una acción pasiva y por lo tanto era utilizada más que como una práctica sexual entre dos iguales, para castigar y dominar a subordinados. Se convirtió en una cuestión de clases sociales, en donde el de mayor rango podía exigir (tanto a mujeres como a hombres) una felación, como muestra de poder. Sigue leyendo