¡Me lo como todo! Accesorios eróticos comestibles

Si hablamos de sexo, no hay peor lastre que caer en la tediosa rutina. Con el paso de los años, las parejas pierden la pasión y el deseo del uno hacia el otro. Se acostumbran a su pareja y a practicar siempre las mismas prácticas sexuales. En el top 10 de esta rutina siempre se ha coronado (y parece que así será por los siglos de los siglos)… ¡el misionero! Sigue leyendo