Peluquerías chinas, el lowcost del sexo

En cualquier barrio, de una gran ciudad como Barcelona, de manera camuflada el negocio más antiguo del mundo adopta un nuevo rostro en manos de la mafia china: las peluquerías/prostibulos con final feliz. En estos locales se ofrecen masajes que pueden acabar en masturbaciones o felaciones. Sigue leyendo