Tantra antiguo y Tantra Moderno

El Tantra es originario de la India, donde ha sido practicado durante miles de años. Aunque sus principios básicos se siguen anteniendo, a lo largo de todo este tiempo ha sufrido una importante evolución para irse adaptando a los cambios que ha ido experimentando la sociedad. Además, su extensión por Occidente a partir de los años setenta también obligó a adaptar muchos de sus preceptos, que no eran comprendidos correctamente por las personas que no habían crecido en la cultura oriental.

Evolución del Tantra

Tantra antiguo: En la antigüedad, el Tantra se caracterizaba por la existencia de un maestro que instruía a sus discípulos y les transmitía las enseñanzas del Tantra. Este maestro, que recibía el nombre de gurú, era el que elegía a sus discípulos en función de sus habilidades, por lo que no todo el mundo que lo desease podía estudiar Tantra. La transmisión del conocimiento se realizaba por vía oral, ya que las enseñanzas de Tantra no fueron transcritas hasta mucho tiempo después. Además,  muchas de las prácticas se realizaban con el propio maestro o con ayudantes que éste designaba, porque el sexo era considerado una práctica sagrada similar a la meditación o la oración.

Tantra moderno. En la actualidad, sigue existiendo la figura del gurú en algunas regiones de la India, pero su papel ha cambiado con el paso del tiempo. Por lo general, los maestros de Tantra actuales realizan una función más parecida a la de un profesor que a la de los antiguos gurús. Además, hoy en día el Tantra ya no es un conocimiento secreto que se transmita solo entre unos pocos iniciados, sino que se trata de un conocimiento al que todo el mundo puede tener acceso y del que todos se pueden beneficiar. Por otro lado, su extensión por Occidente también ha implicado que el Tantra pierda en buena medida su condición de práctica sagrada y se convierta más en una técnica para mejorar nuestra vida sexual. No obstante, esto no tiene por qué ser algo negativo, ya que también ha permitido que llegue a mucha más gente.